Semana 24-28 febrero

Esta segunda semana de impartición de clases ha sido de nuevo especialmente intensa, sobre todo por el trabajo derivado de la preparación de las mismas, actividades, etc., si bien es cierto que los últimos días de la semana fueron algo más desahogados por la realización de un examen del tema anterior al que impartimos en los dos cursos de Bachillerato. Además, esta semana ya no hemos tenido ninguna charla, pues todas terminaron la semana anterior.
La observación de clases ha seguido funcionando como en la semana anterior: apoyándonos entre los tres compañeros que compartimos tutoría en relación a los preparativos de cada clase, los medios audiovisuales, la realización de actividades, etc. También hemos ido tomando notas los unos acerca de los otros para ayudarnos a mejorar en la medida de lo posible, algunas correcciones y propuestas. Esto además nos ha permitido la realización de actividades conjuntas que se han llevado a cabo en ambos cursos, cada uno en el horario correspondiente.
Igualmente ha sido una semana intensa para los alumnos y alumnas, ya que están en plena temporada de exámenes previa a la evaluación del segundo trimestre. Y esto, desde luego, lo hemos tenido en cuenta a la hora de preparar las clases, tal y como nos sugirió nuestro tutor.
De esta manera, la clase del lunes 24, la dediqué a explicar la República de Weimar y la fundación del NSDAP. En esta primera clase me apoyé en un power point en el que incluí pinturas de George Grosz y Otto Dix con la intención de hacer entender mejor a los alumnos y alumnas el contexto de crisis en que se desarrolla el ascenso del fascismo. Además se fijaron las fechas de examen de nuestra unidad didáctica, que en el caso de mi grupo tendrá lugar el 18 de marzo, y en el de mi compañero, el 21 del mismo mes.
La clase del martes 25 se dedicó por entero al ascenso del nazismo y de Hitler en Alemania. Como el tema se prestaba a ello, proyecté un vídeo acerca del liderazgo y traté de introducir un pequeño debate acerca de cómo se produce un movimiento del tamaño y fuerza del movimiento nacionalsocialista alemán. Tanto el vídeo como las reflexiones acerca del liderazgo y los movimientos sociales y políticos parecieron interesar a buena parte de la clase.
El miércoles 26, fue una clase "de cine": La hora se dedicó a una explicación de la Alemania nazi y un repaso de conceptos como "antisemitismo", "fascismo" o "propaganda", por medio de una selección de escenas de películas que habíamos escogido y editado mi compañero y yo los días previos a esta clase. La idea de esta actividad era repasar estos conceptos en películas que no tratan directamente el tema del nazismo o el fascismo italiano, tratando de que los alumnos hicieran sus propias reflexiones y trataran de relacionarlas. Y las películas que abordan directamente el tema las usamos como refuerzo a nuestras explicaciones y para que los alumnos tratasen de aplicar determinadas ideas.
Las películas seleccionadas para la realización de esta actividad fueron las siguientes:
  • La vida es bella
  • Hitler: el reinado del mal
  • El dictador
  • El gran dictador
  • V de Vendetta
  • Los rebeldes del swing
  • El triunfo de la voluntad
  • Metrópolis
  • 1984
Por otra parte, ese mismo día la actividad no la pudimos realizar en el grupo de mi compañero ya que ese día se examinaban de la Revolución Rusa y el Crack del 29, por lo que hubieron de esperar al día siguiente, y esa hora la dedicamos a la vigilancia del examen, sin ningún incidente relevante.

El jueves 27 el protagonista del día fue el mismo examen que había realizado el día antes el primer grupo, pero que ese día tenía lugar en el grupo en que imparto clases. De nuevo asistimos para supervisar el correcto funcionamiento del examen y para resolver muchas dudas que se iban planteando a los alumnos y alumnas durante la realización del mismo. Sin embargo, a diferencia de en el del día antes, en este sí que se nos presentó una incidencia: una alumna fue sorprendida usando el teléfono móvil, donde tenía fotografiadas páginas del libro de texto correspondientes al tema de que se examinaba. El examen le fue retirado inmediatamente junto con el móvil, y varios compañeros y compañeras, junto con la orientadora que estaba próxima al aula, hicieron de testigos. Luego, nuestro tutor se trasladó a jefatura de estudios para poner en conocimiento el problema.
Esa misma tarde asistimos al primer claustro que tenía lugar desde que llegamos al centro, y del que ya hablé en esta otra entrada.
Finalmente, el viernes 28 mi grupo no tenía clase de Historia, tal y como dicta su horario, por lo que tan sólo asistí como observador a la clase de mi compañero, que continuó la actividad sobre cine de que antes hablamos, y a la de mi compañera, en 2º de ESO, donde ese día presentaban los resultados de unos trabajos en grupo consistentes en la búsqueda de información de artistas renacentistas y algunas de sus obras. La exposición de cada uno de los grupos se apoyaba en presentaciones de power point o en pósters elaborados por ellos mismos, que luego quedaron expuestos en el aula.
Fueron especialmente patentes las diferencias entre las clases de Bachillerato y las de ESO, aunque un par de grupos estuvieron muy por encima de lo que se les exigía y lo hicieron especialmente bien. Al contrario no ocurrió en ningún caso, todos respondieron bastante bien, incluso aquellos alumnos que tradicionalmente no realizaban sus tareas y se negaban a participar en clase acabaron exponiendo los resultados de sus búsquedas e investigaciones, aún cuando tuvieran que leerlo en lugar de haberlo memorizado.
Mi papel en este caso fue ayudando a los alumnos a proyectar sus presentaciones y pasando las diapositivas en mi portátil mientras mi compañera iba tomando notas para la evaluación de los trabajos.

Imagen de las presentaciones tomada por mi compañera, Consuelo Isabel Caravaca

No hay comentarios:

Publicar un comentario