Prehistoria y cine

Son muchas las materias que recurren al cine como un recurso más para complementar las clases, incluso en Historia, donde juega un papel que ya no nos es extraño. Sin embargo, sí parece un misterio el uso del cine aplicado a unidades como la Prehistoria, aunque es posible, y muy recomendable hacerlo.

Los PicapiedraEl cine a forjado una imagen del hombre prehistórico algo errónea: en seguida se nos vienen a la cabeza las imágenes de los Picapiedra a bordo de su "troncomóvil" junto a Dino, las visiones cómicas como Las Tres Edades, de Buster Keaton, o las cargadas de erotismo como Hace un millón de años protagonizada por Raquel Welch y Criaturas olvidadas del mundo, anunciada con fórmulas como "Contemple los ritos sexuales prehistóricos", o títulos tan extravagantes como Cuando las mujeres tenían cola o Cuando los hombres usaban cachiporra y las mujeres hacían ding dong.

En busca del fuego (1981)Así pues, en medio de esta confusión, ¿cuáles son las películas realmente fiables a las que acudir como recurso didáctico? Pues por tópico que pueda parecer, la obra maestra que debemos citar en primer lugar es En busca del fuego (1981), dirigida por Jean-Jacques Annaud, es la película más fidedigna aún en la actualidad. Interesante también resulta la adaptación cinematográfica de la novela de Jean M. Auel El clan del oso cavernario (1986). Por otra parte, la más reciente 10.000 (2007), pese a no contar con un respaldo científico tan potente como las dos anteriores, también se puede emplear en clase, invitando y retando incluso a los alumnos a localizar algunas inexactitudes y analizarlas de forma crítica desde un punto de vista histórico.

Por supuesto, en el género documental encontramos algunas obras interesantes a las que dedicaremos un apartado específico, pero entre las que ya podemos adelantar La Odisea de la Especie (2003), cuya adaptación en España contó con la participación de Juan Luis Arsuaga.

Finalmente, no podemos abandonar este tema sin hacer mención a una obra más cercana en el tiempo y la geografía, y que, aunque más modesta en cuanto a sus medios y recursos económicos, resulta realmente entretenida para el alumnado y cuenta con un asesoramiento científico muy sólido. Se trata de la producción en formato de animación digital 3D realizada por la murciana Fundación Integra La Cueva Negra (2012).